ACOMPAÑAR LA VULNERABILIDAD

Hacer una ceremonia es abrir las puertas para penetrar con respeto en la fragilidad del alma. De un alma individual y del alma colectiva.


Es para mí adentrarnos juntas en el espacio del No tiempo de la sanación, y permitir que la magia y la fuerza se manifiesten.


Es sostener a alguien que tras mucho tiempo de esfuerzo, de máscaras y de sobrellevar el dolor haciendo lo imposible, por fin se deja caer para mostrarse libre. Libre en mis brazos y en los brazos de su gente.


Y así, se llenan los momentos de ternura.


Cuando una persona habita su fragilidad y la comparte, se pone de manifiesto lo común y genuino. La necesidad presente en el corazón de todas las personas de sentir que pertenecen, que son comprendidas, cuidadas y mecidas por el cariño.


Me siento profundamente agradecida del gran privilegio que es para mí, poder acompañar y cuidar con amor y humildad, de la vulnerabilidad de las personas.


Porque la vulnerabilidad nos invita a cuidar y a cuidarnos.


Por eso reivindico los espacios donde podamos habitar con honestidad lo que verdaderamente somos, y lo que nos pasa. Espacios donde podamos abrir nuestro corazón con seguridad y conciencia para por fin, ser escuchadas, reconocidas y sostenidas, como todas las personas merecemos.


Y las ceremonias terapéuticas son mi forma de hacerlo.


Ceremonias terapéuticas. Rituales para duelos. Terapia de duelo. Ceremonias de duelo perinatal. Ceremonias personalizadas. Acompañamiento emocional. Acompañamiento terapéutico. Acompañamiento psicológico. Acompañamiento holístico. Dolor. Vulnerabilidad. Yolanda Gómez. Rituales duelo perinatal.

www.ceremoniasterapeuticas.com