RITUAL DEL TÉ - CEREMONIAS DEL MUNDO

PUEBLO SAHARAUI

Dos han sido las veces que he podido compartir con el pueblo saharaui su verdad y esencia mantenida tras años de exilio. Son muchos los recuerdos que atesoro tras estas estancias en los campamentos de refugiados de Tindouf.


Una de ellas es el Té. Su sonido. Una impronta imborrable que aún hoy en día, tan solo su recuerdo, sigue meciéndome con delicadeza hasta sumergirme en un sueño profundo.


Se trata de un sonido peculiar y atrayente. El té golpeando un pequeño vaso de vidrio que al ser volcado desde una altura considerable va llenando de tranquilidad el alma y de reposo el corazón. Poco a poco, y tras hacer este movimiento una y otra vez, una y otra vez, el té se convierte en espuma.


Precisión. Presencia. Paciencia.


La preparación del té en los campamentos saharauis es un ritual cotidiano de encuentro familiar y social. Es una bella ceremonia que implica tiempo y espera. La espera de un pueblo que lleva esperando volver a su tierra más de 45 años.


El primer vaso que se toma es AMARGO como la vida, el segundo es DULCE como el amor y el tercero SUAVE como la muerte.


Cuántas cosas sagradas hacemos o vivimos en nuestro día a día de una forma tan automática que no somos capaces de percatarnos de la profundidad de las enseñanzas que contienen. Una sabiduría para la vida, digna de ser atendida entre tanta distracción.


Sáhara libre. Sáhara en el corazón


Ceremonias terapéuticas. Ceremonias del mundo. Rituales del mundo. Ceremonias ancestrales. Sahara. Pueblo saharaui. Campamentos de refugiados saharauis. Ceremonia del te.

foto: Mar Margarit


www.ceremoniasterapeuticas.com